divendres, 20 de febrer de 2015

Escuain, 2014 (5 de 7)

Es continua col•laborant amb un equip de geòlegs del I.P.E. del C.S.I.C. dins de l’estudi: Proyecto de reconstrucción de cambios climáticos abruptos a partir de registros de cuevas en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.




Proyecto de reconstrucción de cambios climáticos abruptos a partir de registros de cuevas en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en formación de espeleotemas y depósitos de hielo

Se instalaron un total de 4 sensores de temperatura y humedad relativa, 3 de ellos en Agosto de 2013 y el último en Agosto de 2014. Los instalados en 2013 corresponden con un sensor en las galerías superiores del C20, otro a 100 m de profundidad y otro en la salida del sistema (Fuentes de Escuaín – B1), mientras que el cuarto sensor se instaló en 2014 a 100 m de profundidad en el C13.
 Los sensores de temperatura muestran una relación directa con la ventilación del sistema, de modo que los cambios de temperatura se registran simultáneamente tanto en las galerías superiores (C20) como en las inferiores (B1), aunque existen ligeros retardos asociados a los meses invernales probablemente relacionados con una menor ventilación del sistema debido a la acumulación de nieve en las bocas superiores (Figura X). De este modo la nieve tapona las entradas superiores produciendo una disminución de la ventilación del sistema y por lo tanto un retardo en la transmisión del calor por el aire del sistema. Medidas de puntuales de CO2 en la salida del sistema (B1) muestran también un aumento de la concentración de CO2 durante el invierno, lo que indica también una menor ventilación del sistema.
La temperatura media del periodo de registros en el sensor 1 situado a 10 m de profundidad de la boca superior del C20 es de de 4.1ºC, mientras que para el sensor 3 instalado a -100 m es de 4.2ºC. El sensor situado en la salida del sistema, muestra una temperatura media de de 10.17ºC, esto se traduce en un incremento de 0.79ºC/100 m. Si bien la temperatura del aire en el interior del sistema puede que se mantenga más o menos constante a lo largo del año y que el sensor situado en la salida del sistema (B1) se vea influenciado por la temperatura exterior que penetra en el sistema por la propia difusión de la temperatura en la roca.

Las temperaturas medias en el agua de goteo a -100 m de profundidad muestran una temperatura mayor que la temperatura ambiente (Tabla) y los vidrios colocados debajo de los goteos muestran precipitado de carbonato por lo que se trata de aguas químicamente activas.
También se han muestreado varias estalagmitas desde 2012 en diferentes galerías horizontales en el sistema con el objetivo de intentar conocer cuando estas galerías dejaron de ser activas y comenzó la formación de espeleotemas para intentar comprender de la formación y evolución del sistema kárstico. Las dataciones U/Th realizadas en la galería del Metropolitano a -419 m de profundidad indican que la galería ya era fósil hace 124.000 años y también se observan crecimientos de estalagmitas durante el comienzo y mitad del Holoceno (9000-7000 años). También en el C20 en una galería situada a -100 m se han obtenido edades de 95.120, 103.515, 8.331, 134.231, 212.309 y 121.283, por lo que esta parte del sistema ya era fósil hace 212.309 años. En el C9 también se extrajeron muestras de otra galería horizontal obteniéndose edades de 533.620 y 430.553 años, que junto con otra muestra que está fuera del límite de datación (>600.000 años) de una colada estalagmítica extraída en el C23 (una de las galerías más altas del sistema) suponen las edades obtenidas más antiguas del sistema. El cálculo de las tasas de incisión que se pueden obtener a partir de las edades y a la cota altimétrica a la que se encuentran, muestra una tasa de incisión muy elevada, 1m/1000 años. Si bien la cadena pirenaica ha llevado sufriendo un levantamiento regional desde su formación y la pluviometría de la zona es elevada, los valores obtenidos son muy elevados y alejados de valores medios calculados en otras zonas del planeta. Esto implica que tanto en la galería del Metropolitano puede que existan espeleotemas más antiguos que los datados y lo mismo ocurre en la galería horizontal del C9 (-300 m). La estrategia para los siguientes años consiste en una continuación de la monitorización y recolección de más muestras de agua de goteos y espeleotemas con el fin de conocer el funcionamiento actual del sistema y su evolución. Además en los espeleotemas extraídos se realizaran más dataciones con el fin de utilizarlas desde el punto de vista paleoclimático y poder inferir condiciones climáticas del pasado en el sector central del pirineo.

Biospeleologia

La troballa del mascle d’una espèciede coleòpter subterrani Carabidae Trechinae que es va descriure partint d’una sola femella l’any 1976: Aphaenops mensioni, descrit per l’Àngel Lagar l’any 1976. Des de llavors mai se n’havia trobat cap exemplar mascle, tot i fer activitats cada any al mateix sistema càrstic.

En les exploracions de l’any 2012, després de 36 anys de la primera captura, l’equip de punta, del GEB va trobar al Forat d’a Bufona (C-20) un total de sis exemplars al sifó de la galeria del meandre Melix, amb dos mascles entre la sèrie, fet que ha permès la seva descripció completa.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Us animem a fer observacions per explicar, il·lustrar, o criticar el contingut d'aquest article. Moltes gràcies per la vostre col·laboració.